¿QUÉ HACER CONTRA LO QUE NO PODEMOS VER?

 

 

Adriana Collado Escobar

 

 

En febrero de este año –Antes de que los cines en México cerraran por la cuestión que todos conocemos—un nuevo remake del clásico de terror El hombre invisible llegó al país de la mano de su joven director Leigh Whannell.

 

Cecilia Kass (Elisabeth Moss) es una arquitecta que vive con su pareja, Adrian Griffin (Oliver Jackson-Cohen), en una casa de alta tecnología en lo que pareciera una vida de ensueño. Lo que los espectadores ignoran y pronto descubren es que esa vida de ensueño no es más que la tapadera para la relación de violencia que la protagonista vive y de la cual decide escapar.

Tiempo después, la noticia del fallecimiento de Adrian le da un empujón a Cecilia para intentar retomar su vida y dejar atrás su historial de maltratos. Sin embargo, no puede dejar de sentir que alguien la observa y, aunque la evidencia muestre que su ex está muerto, ella sabe que no es así y que encontró una nueva forma de torturarla.

La historia está narrada desde el punto de vista de la protagonista y hace uso de planos errantes y cerrados para volvernos tan paranoicos como ella porque, a diferencia de una película donde el villano tiene una forma física definida, en este caso el peligro no se ve y lo que no se puede ver asusta mucho más.

También es un retrato de los obstáculos que las mujeres víctimas de violencia sufren a la hora de denunciar y las secuelas psicológicas que deja. La película es más de suspenso que de terror; lo que da más miedo es pensar que en la vida real, aunque los violentadores no son invisibles, en su gran mayoría siguen libres gracias a un sistema penal que pone decenas de trabas a las mujeres que quieren denunciar hechos violentos.

En conclusión, El hombre invisible es una película que vale la pena ver y que muy difícilmente decepcionará. Si bien no es la típica película de terror, conserva elementos propios del género como el suspenso y un juego de sombras y perspectivas que mantienen al público en un constante ambiente de tensión.

comunicacion@cchfilmfest.com

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *