EL BEBÉ DE ROSEMARY

Jose Luis Martinez Leyva

 

El bebé de Rosemary fue la primera película dirigida en Estados Unidos de Roman Polański, después de algunos éxitos realizados en Europa, y consolidando su carrera en Hollywood a partir de este punto. Mucho se puede hablar del cineasta, y de su turbulenta vida, pero poco o nada me gustaría abordar esos temas en este espacio. Sin embargo, esta película de 1968, se convirtió en un clásico del cine de terror y que, a pesar de como sucede con otras películas o franquicias, sigue vigente, gracias a que el terror no reside en seres paranormales o monstruos que acechan a victimas, si no que se trata de un guion ejemplar que da catedra, y juega con un terror psicológico atemporal.

 

Un matrimonio llega a su nuevo departamento con el fin de hacer una vida juntos, planeando una familia pronto. Ahí conocen a un par de vecinos, que poco a poco integran al matrimonio a su circulo social, para Rosemary, sus actitudes son sospechosas, más cuando queda embarazada y esas personas comienzan a interesarse en ella de forma poco usual. El filme se desarrolla a partir de Rosemary que se ve acechada por esos desconocidos, de los cuales nunca puede librarse, el guion convierte a esa mujer jovial y feliz, en un personaje que se descompone poco a poco, que cae en la locura. 

 

El viaje de Rosemary y su caída, se transmite directamente al espectador, mientras los minutos avanzan; la falta de seguridad y libertad también se acrecienta, a pesar de que la protagonista no está encerrada, el edificio es un personaje más de la historia, claustrofóbico, misterioso y vigilado. 

 

Más allá del impresionante giro argumental al final, la grandeza de El Bebé de Rosemary, reside en la evolución simultanea de su personaje principal, que se refleja en el espectador. Ambos caen en la locura, Rosemary es destruida por las personas a su alrededor, y el espectador cae en ese mismo juego, su incertidumbre aumenta, y se cuestiona lo que es real, o lo que tal vez solo pasa en la mente de la protagonista. El guion de Polański, y el hecho de que solo conozcamos lo mismo que Rosemary, convierten a este filme en un caso digno de estudio para comprender el cine de terror, y a pesar de sus años, capaz de inspirar nuevas cintas y narrativas más efectivas para aterrar e incluir al espectador. 

luis@cchfilmfest.com

El Bebé de Rosemary

 

·      La locación principal de la película es el Edificio Dakota en Nueva York, un lugar que se ha rodeado de muchos sucesos terribles en su historia, como el asesinato de John Lennon.

·      La película está basada en la novela del mismo nombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *